Iglesia Bautista Reformada de Suba

Anunciando el Evangelio de Cristo

Header 1

REUNIONES

DOMINGOS

  • Escuela Dominical - 9:45 am.
  • Culto de Adoración - 11:00 am.
  • Culto vespertino - 5:00 pm

JUEVES

  • Culto de Oración - 7:00 pm.

REFLEXIONES

Emisora

Radio

RECIBA NUESTRAS NOTICIAS

Noticias

VIDEOS

Play

ESCUCHAR, PRINCIPIO DE OBEDIENCIA

Junio 17

‘Hijos, obedeced en el Señor a vuestros padres,  porque esto es justo. Honra a tu padre y a tu madre, que es el primer mandamiento con promesa; para que te vaya bien, y seas de larga vida sobre la tierra’.
Efesios 6:1-3

 

El mandato dado a los hijos es un mandato claro y directo. En Efesios 6 se les exhorta con toda claridad: ‘Hijos, obedeced’. Dos sencillas palabras ¿Verdad? No hay lugar a dudas qué es lo que Dios quiere de los hijos: Que obedezcan a sus padres. No se puede concebir un hijo que no sea obediente, porque ese es el mandato sencillo y claro que Dios dio a los hijos.

Continuar leyendo - ESCUCHAR, PRINCIPIO DE OBEDIENCIA

MUY SANTO Y CONSAGRADO

Junio 16

‘Y santificaré el tabernáculo de reunión y el altar; santificaré asimismo a Aarón y a sus hijos, para que sean mis sacerdotes’.
Éxodo 29:44

 

Es indiscutible cómo resalta a la vista las prescripciones tan detalladas de la construcción del Tabernáculo con sus utensilios y las disposiciones específicas del oficio sacerdotal con todos sus elementos. Dios no sólo quería remarcar que todos los asuntos para su adoración son los que Él ordenó, sino que, si alguna enseñanza podemos sacar de las prescripciones tan detalladas que acompañaron todo esto, es que la búsqueda del Señor debe ser un asunto de santidad, pureza, de consagración. 

Continuar leyendo - MUY SANTO Y CONSAGRADO

BUSCANDO A DIOS POR LO QUE PERECE

Junio 15

‘Respondió Jesús y les dijo: De cierto,  de cierto os digo que me buscáis,  no porque habéis visto las señales,  sino porque comisteis el pan y os saciasteis’.
Juan 6:26 

 

Luego que el Señor Jesús hace tan glorioso milagro de alimentar a más de 5000 personas, éstas lo buscan, pero no porque vieron sus señales y le reconocieron como el Mesías, lo que era en sí el propósito del Señor Jesús al hacer los milagros que hizo. Recordemos, por ejemplo, que Nicodemo al ver las señales que Jesús hacía, entendió que Él era enviado de Dios y lo buscó para ver cómo podía ser salvo. La mujer samaritana, por otro lado, vio que él discernió toda su vida, algo milagroso, y ella se preguntó si acaso Él no era el Mesías. Ver los milagros y relacionarlos con el Reinado de Cristo, era lo que debería haber ocurrido el 100% de veces.

Continuar leyendo - BUSCANDO A DIOS POR LO QUE PERECE