Powered by OrdaSoft!

Iglesia Bautista Reformada de Suba

Anunciando el Evangelio de Cristo

logo

 

REUNIONES

DOMINGOS

  • Instrucción Bíblica - 9:45 am.
  • Culto de Adoración - 11:00 am.
  • Culto Vespertino - 4:00 pm

JUEVES

  • Culto de Oración - 7:00 pm.

REFLEXIONES

BLOG

Blog

VIDEOS

Play

INICIO

UNA FAMILIA ORDENADA

Julio 11

‘Someteos unos a otros en el temor de Dios’.
Efesios 5:21

 

Si Dios en su misericordia quiso revelar en su Palabra los principios que rigen el hogar, es porque ellos no se encuentran con toda su claridad y perfección en lo que es de “sentido común” o lo que “es obvio” para el ser humano. Es por eso que los principios bíblicos nos deben ser enseñados, no vienen por intuición, deben ser aprendidos. El pecado ha arruinado aún nuestro sentido común y lo que es objetivamente obvio, tal vez para muchos no lo sea, es más, eso llegue a ser ilógico.

Esto lo decimos porque en el tema del hogar, su conformación, sus principios, su orden, aun los cristianos caemos en terrenos pantanosos. Debemos aceptar que nuestro concepto de la familia nos ha venido por tradición familiar o cultural. Que la manera de organizar el hogar no ha surgido de la Palabra de Dios sino de la imitación, de lo que es más práctico hacer o mirando por la ventana al mundo y sacando de allí su modelo. Familias cristianas descansan algo tranquilas llevando su familia “así como nos criaron”. Pero eso nunca va a concluir en algo que glorifique a Dios.


Job 34: 13 dice: ‘¿Y quién puso en orden todo el mundo?’. Es una pregunta retórica, es decir, que se sobre entiende cual es la respuesta. La creación de Dios fue hecha en orden y consecuentemente tiene orden, cada asunto en la creación tiene su lugar y cumple su función incluyendo aquí, por supuesto, la institución familiar. La familia debe ser como un espejo que refleja a Dios y el orden que Dios le impuso. Muchas personas piensan erróneamente que el orden que Dios le puso a la familia fue una necesidad a causa del pecado. Que esto es falso se demuestra por el hecho que Dios puso orden y estableció que Adán y Eva cumplieran ese orden antes de pecar. Medite en esto; si el orden familiar era requerido antes del pecado ¿Cuánto no será necesario en un mundo anárquico? En vano muchas personas contradicen el orden de Dios en la familia afirmando que “esos principios eran para los judíos” o que “eran en tiempos de la ley”. Pensar así, socava la inspiración de las Escrituras y confina la Biblia a ser una reliquia histórica que nada tiene que decir al hombre de hoy. El orden de Dios para el hogar es una manifestación de la sabiduría divina y de la ausencia de toda distorsión y confusión en su infinita mente sabia. Pasar por alto el orden familiar, sume en la confusión y en el pecado a los individuos.


El marco en el que el orden de Dios para un hogar se desarrolla, según Efesios 5:21 en el contexto de la sumisión mutua. Dios quiso que el orden en el hogar fuera llevado a cabo en un ambiente de auto sacrificio, de obediencia que concluye en orden. La expresión ‘someteos unos a otros’, no quiere decir que la subordinación debe darse de igual manera entre los miembros del hogar, como si dijera que la mujer ha de someterse al hombre y el hombre a la mujer de la misma forma, porque razonar de esa manera nos llevaría a concluir también por el mismo pasaje, que los padres deben someterse a los hijos y los amos a los siervos. Esta expresión más bien implica que en el desarrollo de los roles, debe haber humillación personal, sacrificio individual, no negación del rol. El orden de Dios para el hogar tiene que ver con esos dos principios, sacrificio mutuo y roles bien definidos.
¿Qué tal su familia a la luz de esos principios?

 

Lectura Bíblica

 

1 Crónicas 10, 11, 12
Salmo 4