Iglesia Bautista Reformada de Suba

Anunciando el Evangelio de Cristo

Header 1

REUNIONES

DOMINGOS

  • Escuela Dominical - 9:45 am.
  • Culto de Adoración - 11:00 am.
  • Culto vespertino - 5:00 pm

JUEVES

  • Culto de Oración - 7:00 pm.

REFLEXIONES

Emisora

Radio

RECIBA NUESTRAS NOTICIAS

Noticias

BLOG

Blog

VIDEOS

Play

¿SE PIERDE O NO?

Junio 18

‘Y Yo les doy vida eterna; y no perecerán jamás, ni nadie las arrebatará de mi mano’.
Juan 10:28

 

Se puede afirmar que aquellos que han sido llamados eficazmente por Dios a creer en Cristo por la fe que Él les da, no pueden caer ni total ni definitivamente del estado de gracia, sino que ciertamente perseverarán hasta el fin y serán salvos por la eternidad. ¿Por qué? Porque el don de la salvación es irrevocable (Rom.11:29), y además, él continúa nutriendo la fe de sus hijos y todas las virtudes necesarias para que finalmente sean salvos (1 Pd.1:5).

Esto no significa que ellos nunca serán tentados, probados, que experimentarán dudas o reveses y hasta algunas veces retrocesos en sus vidas espirituales. Es más. Muchas veces por su negligencia y otros pecados, ellos serán fuertemente reprendidos por el Señor, se les quitarán algunos gozos o consuelos de su profesión, Dios quitará la luz de su rostro sobre ellos temporalmente si es necesario. Sin embargo, siempre se les guardará y proveerá lo necesario para su arrepentimiento y nunca serán destituidos de la fe.


La perseverancia de ellos no depende de su libre albedrío, de su constancia y fuerza, sino de la inmutabilidad del decreto de la elección que les ha involucrado en el plan redentor de una forma efectiva, de modo que se les aplica la obra redentora de Cristo, se les regenera, se les da el Espíritu Santo y el fruto de una fe perseverante. Ellos perseveran porque Dios preserva. O si se quiere, ellos perseveran por la perseverancia de Dios con ellos.
La Escritura afirma que las ovejas de Dios (los elegidos) oyen su voz. Esto sin duda significa que los que hoy son creyentes verdaderos, han recibido la capacidad de escuchar la voz de su Pastor Jesucristo, de entenderle. ¿Cómo es esto si antes no le podían escuchar? Ellos han recibido la gracia del Espíritu Santo para escuchar y entender el Evangelio de modo que las palabras del evangelio no les parezcan extrañas ni locura, como es el caso del incrédulo (1 Cor.2:14). Estas ovejas en verdad ahora disciernen la voz del Señor que antes les parecía extraña.
No solo esto, las ovejas de Cristo lo siguen. Mire la descripción de Jn.10:4-5. ¿Qué es esto de seguir la voz de su Pastor? Es otra manera de expresar que los que han venido a Cristo como sus ovejas de acuerdo al plan redentor, obedecen sus mandatos como discípulos. Mientras que otros resisten las Escrituras, aun secretamente, sus ovejas obedecen.


Pero he aquí el punto, estas ovejas que han oído su voz y le han seguido no perecerán. Entre las características que identifican una oveja del Señor está el que no se perderán. Eso no lo afirma una oveja como anhelando que esta sea su suerte sino el mismo Pastor de quien son suyas las ovejas y que nadie las arrebatará de su mano. Una de las promesas del evangelio es precisamente el tener vida eterna en Cristo. Aquella predicación que dice que si usted viene a Cristo tendrá vida eterna pero que puede perder su salvación ¿No quiere decir que entonces lo que se le dio fue vida temporal? Porque si fuera eterna pues no caducaría.


Juan 6:40 y 44 no dejan campo para un evento intermedio entre venir a Cristo por la fe y ser resucitado el día final. Si vienes a Cristo por la fe, lo próximo a pasar es ser resucitado el día postrero. Es la misma cadena que nos describe Rom.8:30 que a los que predestinó, luego llamó, después justificó y finalmente glorificó. La Biblia afirma que si un individuo ha venido a Cristo verdaderamente nunca se perderá.

 

Lectura Bíblica

 

Gálatas 5, 6
Proverbios 19