Powered by OrdaSoft!

Iglesia Bautista Reformada de Suba

Anunciando el Evangelio de Cristo

logo

 

REUNIONES

DOMINGOS

  • Instrucción Bíblica - 9:45 am.
  • Culto de Adoración - 11:00 am.
  • Culto Vespertino - 4:00 pm

JUEVES

  • Culto de Oración - 7:00 pm.

REFLEXIONES

BLOG

Blog

VIDEOS

Play

INICIO

SEIS POR UNO

Junio 10

‘Seis días trabajarás, y harás toda tu obra; mas el séptimo día es reposo para Jehová tu Dios’.
Éxodo 20:9 y 10a

 

El Señor afirma ser Señor, Dueño, Amo, del día de reposo (Mt.12:18). Así que nos debemos remitir a lo que Él mismo enseñó con respecto a lo que es o no legitimo hacer Su día. Es decir, que nadie puede pasar por alto este día, pero que al guardarlo, debemos hacerlo en la manera que Él estableció y no cómo se nos ocurra que debe ser observado. La pregunta consecuente es ¿Entonces cómo debe ser observado este día? ¿En qué se debe ocupar el día del Señor?

La Adoración publica al Señor. Ese día especialmente Dios convoca a su pueblo a la adoración (Lv.23:3). Y se espera que el día que Él ha ordenado, no se trabaje ni se ocupe en actividades cotidianas por legítimas que sean otros días. Fue la costumbre del pueblo de Dios responder a la santa convocación de Dios para ser adorado en ese día. Vemos que nuestro Señor Jesús lo hizo así en Lc.4:16; Mr.6:2. Los discípulos acostumbraron también hacerlo así: Hch.20:7; 1 Cor.16:1-2. En el día del Señor, Dios convoca a la adoración, el pueblo de Dios debe reunirse para dar culto al Señor. Ese día debe ser ocupado en ejercicios de adoración, tanto privada como pública. El día del Señor que no se ocupa en la adoración, es un día de adoración profanado. Y aquí vale la pena resaltar que, aunque la adoración del día del Señor es más que los cultos, no es menos que ellos. El individuo debe darse a la adoración cada vez que la iglesia la convoca y mucho más el día de adoración.


Obras de necesidad. Con obras de necesidad hacemos referencia a esos trabajos u obras que se hacen para preservar la vida e integridad del individuo. En Mateo 12:1 el Señor nos aclara que ver por las necesidades primarias no es pecado. Así que ese día es legítimo comer, vestirse, y todo lo que pueda cooperar con preservar la vida e integridad de los individuos. Pero permítame aclarar que las obras legitimas son las de necesidad y no las que nosotros creemos que son de necesidad. Por allí un hombre que dice que necesita ver un partido de futbol o morirá. Un joven dirá que necesita dormir hasta las 11 de la mañana o morirá. Otro que le es imperativo lavar su auto ese día y otras cosas más. Esas son necesidades mundanas y el Señor no mira como legitimo ocupar Su día en ese tipo de necesidades. Miremos 1 Tim.6:8; Mt.6:31-32 donde el Espíritu Santo nos ayuda a entender qué es lo que según Dios, verdaderamente necesitamos: Sustento y Abrigo.


Obras de misericordia. Mateo 12:9-14 nos lo ayuda a observar. Dios también quiere que ese día el hombre haga obras de misericordia y al hacerlas, no profana el día santo. Con obras de misericordia hacemos referencia a aquellas acciones que se hacen para mostrar el carácter de Cristo y suplir la necesidad de otras personas. Miremos a qué estamos haciendo referencia en: Mt.25:35-36, Fil.2:1-4; Rom.12:15-16. Como podemos ver, muchas de estas cosas no serían posibles fuera de la comunión de la iglesia de Cristo. Pero nos adelantamos a algunas malas interpretaciones. Algunos pensarán que es misericordioso hacerle la piñata al hijo que cumple años. O que sería misericordioso con uno mismo, tener una servidumbre que ese día le atienda para no hacer nada. Otros pensarán que es misericordioso con el colegio asistir al bazar o que es misericordioso con su equipo de futbol ir al estadio y más. Pero no es esa misericordia que se nos ocurra, son las obras de misericordia que la Biblia nos prescribe.
Así que acuérdese del día santo y acuérdese de ésta como Dios dijo.

 

Lectura Bíblica

 

2 Samuel 7, 8, 9
Proverbios 11