Powered by OrdaSoft!

Iglesia Bautista Reformada de Suba

Anunciando el Evangelio de Cristo

logo

 

REUNIONES

DOMINGOS

  • Instrucción Bíblica - 9:45 am.
  • Culto de Adoración - 11:00 am.
  • Culto Vespertino - 4:00 pm

JUEVES

  • Culto de Oración - 7:00 pm.

REFLEXIONES

BLOG

Blog

VIDEOS

Play

INICIO

EL SEÑOR JESÚS DIJO CÓMO SE SALVAN

Mayo 21

‘De cierto,  de cierto os digo:  El que oye mi palabra,  y cree al que me envió,  tiene vida eterna;  y no vendrá a condenación,  mas ha pasado de muerte a vida’.
Juan 5:24 

 

 

Este glorioso Señor Jesús aquí presentado, es el Salvador, quien tiene el poder de salvar, tiene el poder dado por Dios el Padre de redimir, de dar vida eterna, y este Señor Jesús salva y lo hace según sus propias reglas. El terrible error de la humanidad ha sido inventar religiones para ir a Dios, inventar formas de salvarse, inventar maneras de salvarse, las cuales evidentemente son erróneas.

Cristo el Señor enseña claramente cuál es la forma para tener esta vida eterna y es solo esa. Los hombres pueden inventar cuanto camino se les ocurra, pero el Señor -aquel que recibió todo el poder del Padre para dar vida-, tiene su método de salvación, de manera que si alguien va a tener vida eterna, es solo y únicamente con el método que el Señor Jesús dio.


Y ¿Cuál es el método de salvación? ‘De cierto,  de cierto os digo:  El que oye mi palabra,  y cree al que me envió,  tiene vida eterna;  y no vendrá a condenación, mas ha pasado de muerte a vida’ (Jn. 5:24).  Primero, observemos que la salvación viene por oír la voz del Señor. ‘El que oye mi palabra’ dice el pasaje. El Señor ha designado que la salvación de las personas sea por medio de la predicación de la Palabra de Dios. En Romanos 10:17 se afirma: ‘Así que la fe es por el oír,  y el oír,  por la palabra de Dios’. Más adelante en 1 Corintios 1:21 se corrobora esta verdad al decir: ‘Pues ya que en la sabiduría de Dios,  el mundo no conoció a Dios mediante la sabiduría, agradó a Dios salvar a los creyentes por la locura de la predicación’. La Palabra de Dios debe ser predicada para la salvación de las personas, pero las personas -para que sean salvas-, deben oír la voz de Dios, deben escucharla, deben exponerse a Su Palabr, oírla en su alma, en su corazón.


Segundo, debe haber una reacción del individuo a la Palabra de Dios, la reacción es creer. Hay que oír la Palabra de Dios y creer en Jesucristo. Recordemos que el pasaje dice: ‘y cree al que me envió’. El Señor Jesús y el Padre están unidos en el tema de la salvación. El Padre le ha dado su autoridad y el Hijo ejecuta la salvación. Dios Padre y Dios Hijo están de acuerdo en dar vida eterna, al que escuche Su voz y crea en Él.


Así que hay que creer en este evangelio porque es el evangelio de Dios Padre, quién envía al Hijo para que dé vida eterna. Es necesario creer en el Hijo que fue el enviado, hay que creer en el que envía y hay que creer en el enviado.


Ahora, notemos que no es solamente oír la palabra de Dios, hay que oírla y creer. Muchas personas oyen, pero eso no es suficiente, está bien que se expongan a la Palabra de Dios pero la Biblia exige del que oye una reacción y esta es creer en Dios que envió a su Hijo para salvar a los pecadores, para darles vida eterna. Hay que oírlo pero hay que creer en el Señor Jesús como salvador, creer que somos pecadores, creer que no merecemos más que el infierno y creer que él nos ofrece vida eterna gratuita ¿Crees tú?

 

Lectura Bíblica

 

Rut 4; 1 Samuel 1, 2
Salmo 140