Powered by OrdaSoft!

Iglesia Bautista Reformada de Suba

Anunciando el Evangelio de Cristo

logo

 

REUNIONES

DOMINGOS

  • Instrucción Bíblica - 9:45 am.
  • Culto de Adoración - 11:00 am.
  • Culto Vespertino - 4:00 pm

JUEVES

  • Culto de Oración - 7:00 pm.

REFLEXIONES

BLOG

Blog

VIDEOS

Play

INICIO

QUE QUEDE CLARO

Abril 20

‘y que se predicase en su nombre el arrepentimiento y el perdón de pecados’.
Lucas 24:47ª

 

 

Cuando el Señor Jesucristo comisionó a los creyentes para que fueran a anunciar el mensaje del Evangelio, no solo enfatizó la orden misma sino el contenido esencial de lo que ellos deberían proclamar. Entiendo que parece obvio, pero encontramos muchos cristianos sinceros con el peso del evangelismo en su alma, completamente desconocedores del mensaje esencial del Evangelio.

Podría preguntarle hoy: ¿Qué es el Evangelio? ¿Lo podría definir? La orden del Señor es el anuncio, pero no de cualquier mensaje. No somos comisionados para anunciar la respuesta a cualquiera de las miles de cosas que el ser humano sufre, sino el anuncio del Evangelio.


Cuando 2 Cor.5:18-20 llama a los redimidos o discípulos de Cristo embajadores, nos afirma que un mensaje propio queda excluido. El embajador representa los intereses de una nación y nosotros representamos los intereses de Dios. Es bien común encontrar personas que creen estar predicando el Evangelio cuando les anuncian a las personas que el Señor los salvará de la ruina económica, de una salud quebrantada, de familias disfuncionales y de los otros tantos males temporales. Ellos ganan creyentes a “esa versión” de evangelio, pero por supuesto, ese no es el Evangelio Bíblico.


Mr.16:14 nos habla de ir y ‘predicar el Evangelio’, pero Lc.24:47 nos especifica un poco más que predicar el Evangelio es anunciar en nombre de Cristo el ‘arrepentimiento y perdón de pecados’. El texto citado de 2 Corintios es claro que el Evangelio trata de un tema específico exhortando a todos: ‘os rogamos en nombre de Cristo: Reconciliaos con Dios’. El Evangelio Bíblico viene a anunciar una Buena Noticia; que el Señor Jesucristo vino al mundo para la salvación de los pecadores, y esta salvación es una salvación del pecado, de su culpa, poder y consecuencias eternas. Usted puede advertir que el Evangelio no puede usarse como una herramienta multiusos, sino que es una herramienta poderosa para un asunto bien definido.


Entender esto es de vital importancia por varias razones: El mensaje del Evangelio es un mensaje preciso y no estamos autorizados a editarlo, acomodarlo o “mejorarlo” con nuestras ideas, pensamientos, percepciones o sentires. Somos embajadores del arrepentimiento y perdón de pecados. Este mensaje incluye el predicar a Cristo, su obediencia y su muerte en la cruz así como su resurrección. Debemos saber estas cosas de forma básica para exhortar a las personas al arrepentimiento de sus pecados y a la esperanza que en Cristo encontrarán el perdón de sus maldades y una vida nueva.


Además, al estar seguros de qué es lo que debemos anunciar a las personas, podemos desechar las discusiones largas y engorrosas de cosas que no van con el punto principal del Evangelio. Creo que de muy buena intención, muchas personas han enseñado que evangelizar es poder dar razón de todas y cada una de las preguntas de los no creyentes de cualquier tema y de toda área del conocimiento. Pero aceptémoslo, muchos han perdido preciosas y únicas oportunidades para evangelizar por andar tratando de responder todas y cada una de las preguntas de los impíos mientras que el mensaje Bíblico quedó olvidado. Debemos afirmarnos en tomar en serio la orden del Señor de ir y predicar, pero no cualquier tema, que quede claro, sino el mensaje del Evangelio de la salvación del pecado por Cristo Jesús.

 

Lectura Bíblica

 

Hechos 27, 28
Salmo 109