Powered by OrdaSoft!

Iglesia Bautista Reformada de Suba

Anunciando el Evangelio de Cristo

logo

 

REUNIONES

DOMINGOS

  • Instrucción Bíblica - 9:45 am.
  • Culto de Adoración - 11:00 am.
  • Culto Vespertino - 5:00 pm

JUEVES

  • Culto de Oración - 7:00 pm.

REFLEXIONES

RECIBA NUESTRAS NOTICIAS

Noticias

No result...

BLOG

Blog

VIDEOS

Play

INICIO

UN PADRE DETERMINADO

Abril 11

‘Porque yo sé que mandará a sus hijos y a su casa después de sí, que guarden el camino de Jehová, haciendo justicia y juicio, para que haga venir Jehová sobre Abraham lo que ha hablado acerca de él’.
Génesis 18:19

 

 

Son tiempos muy difíciles para el alma. Cada principio bíblico ha sido revertido de forma tal que no solo no se observa sino que se ha pretendido que signifique lo contrario. Uno de estos loables principios bíblicos objeto de la aberración que estoy señalando es el principio de la hombría o masculinidad. Para muchas mentes y aun mentes de confesos cristianos, la masculinidad ya no es lo que la Biblia dice, ni siquiera lo que el sentido común decía algún tiempo, sino que ahora es todo lo contrario.

El varón moldeado por el torno del mundo, no se parece al hombre que Dios creó, es más, sus rasgos masculinos están siendo suprimidos alarmantemente casi que llegando a extinguirse y quedar irreconocibles. Satanás ha sabido pelear esta batalla. Ha puesto a pelear al mundo en contra de la hombría a nombre de luchar contra el machismo. Si bien, el machismo es una deformación real y pecaminosa de la masculinidad bíblica, el varón que nos ha dejado el mundo hoy, no es menos deforme y pecaminoso.


Muchos esposos y padres no sirven a Dios como cabezas de sus hogares, han delegado a otros por miedo y cobardía o por indiferencia perezosa o irresponsabilidad infantil, lo que es propio. Ellos son temerosos, indecisos, se escudan en las virtudes de sus esposas para ser irresponsables, lentos, descuidados y faltos de piedad verdadera. El hombre que ha diseñado el mundo es un hombre muy femenino, infantil y altamente sensual, con buena loción y zapatillas de marca.


El texto de estudio es otra expresión muy diciente de Abraham que lo afirma como un hombre de Dios y como un verdadero hombre. El Señor afirma saber que Abraham guiaría piadosamente a sus hijos y a su casa en general, a que guardaran los caminos del Señor en justicia y juicio. Es una afirmación del carácter de Abraham, como jefe de familia, como padre y guía y dueño de muchos sirvientes. Dios dice: ‘Yo sé que Abraham mandará’, es decir, dará órdenes o instrucciones. Aquí no hay olor a democracia familiar, sino que Abraham tomaría la autoridad dada por Dios no para servirse a sí mismo ni para ser machista sino para que sus hijos y su casa anden en los caminos de Dios, con autoridad y firmeza en el contexto del amor.


Si su familia no guarda temor al Señor, mucho tiene que ver con el hombre que tienen por cabeza. Él debe ser el promotor de la lectura de la Biblia, del devocional, de ir a todos los cultos. Es el varón y más si éste se confiesa como cristiano. Es usted querido hombre y no su mujer. Gloria a Dios cuando ellas ayudan nuestra debilidad, pero no cuando suplen nuestra falta de verdadera hombría. El máximo de hombría y autoridad de un hombre se demuestra en la manera que pastorea espiritualmente su propia familia y lo hace con sabiduría y esfuerzo. ¿Sus hijos se saben los libros de la Biblia? Si no, es su culpa papá. ¿Su esposa tiene una rutina de lectura bíblica? es su responsabilidad esposo. ¿Quién prepara el día del Señor para que toda la familia sirva al Señor sin interrupciones? ¿Quién se asegura que su familia esté entendiendo las enseñanzas bíblicas? ¿Quién es ejemplo en oración y piedad? Si tú no eres padre de familia, si no eres, respóndeme esto ¿Qué clase de hombre eres? Aun si eres soltero, es lo que debes estar procurando en ti.


Recuerda lo que Dios dijo de Abraham y hazte el propósito que si Dios dijera algo de ti, fueran exactamente esas mismas palabras.

 

Lectura Bíblica

 

Hechos 9, 10
Salmo 100