Powered by OrdaSoft!

Iglesia Bautista Reformada de Suba

Anunciando el Evangelio de Cristo

logo

 

REUNIONES

DOMINGOS

  • Instrucción Bíblica - 9:45 am.
  • Culto de Adoración - 11:00 am.
  • Culto Vespertino - 4:00 pm

JUEVES

  • Culto de Oración - 7:00 pm.

REFLEXIONES

BLOG

Blog

VIDEOS

Play

INICIO

ABSOLUTAMENTE INDEPENDIENTE

Febrero 7

‘Ni es honrado por manos de hombres, como si necesitase de algo; pues él es quien da a todos vida y aliento y todas las cosas’.
Hechos 17:25

 

 

Hablando entre seres humanos, la palabra independencia tiene una connotación distinta a su verdadero significado. Una persona puede hablar de vivir independiente o de independizarse solo para decir que salió de la sujeción o control de algo o alguien. Sin embargo nadie se puede aplicar la palabra independencia en el sentido absoluto de ella, porque aun cuando uno se haya independizado de algo nadie puede independizarse de todo, seguimos siendo finalmente seres dependientes de una u otra cosa y en varios niveles.

Pero cuando hablamos de Dios, debemos decir que Él es el único ser a quien esta definición puede ser aplicada en forma absoluta. Dios es el único ser verdadera y absolutamente suficiente en sí mismo. Eso quiere decir que no depende de nada ni nadie, es libre; no sujeto al control de otros; no subordinado; autónomo; soberano; no sujeto a contingencias o condiciones, etc. Dios es el único Ser absoluto.


La falsa religión parte de una premisa: que Dios necesita algo, sea adoración, servicio, honra, que necesita a las personas y que depende como nosotros de circunstancias, tiempos, pareceres, que también hay cosas ocultas, desconocidas y desafiantes para Él. Creo que debemos cambiar la palabra ‘necesita’ por ‘demanda’. Dios demanda servicio, adoración y honra. La independencia de Dios no quiere decir que Dios no pueda usar sus criaturas para llevar a cabo su voluntad y de hecho lo hace, sino simplemente significa que Él no depende de ellas; no necesita usarlas, y cuando lo hace es porque quiere hacerlo (Romanos 11:34-35).


Podemos entender mejor qué es eso de la independencia divina si miramos su auto-existencia y su auto-suficiencia. Mientras que cada ser debe tener una base para su existencia fuera de sí mismo Dios existe por sí mismo. Sin lugar a dudas esto es incomprensible para nosotros, está más allá de lo que la mente finita puede percibir. Dios existe en sí mismo y por sí mismo no por una decisión de su voluntad, sino porque es parte de su propia naturaleza. Su autoexistencia es natural y por lo tanto necesaria (Jn.5:26) y nos indica que todo lo que existe es por su causa (Sal.94:8; Ap.4:11). Pero Dios es autosuficiente, lo que quiere decir que Él mismo es suficiente para su propio apoyo, gloria y felicidad (Job 41:11; Sal.50:10-11). Dios no está limitado, fuera de sí mismo no necesita nada ni a nadie. Dentro de sí mismo, Dios está satisfecho porque no puede ser más perfecto delo que es. En 1Tim. 1:11 y en 6:15 Dios es llamado el ‘Bendito’ y el ‘Bienaventurado’, que quiere decir, esencialmente feliz o feliz en sí mismo.


Esta realidad nos arroja a una nueva orientación y forma de ver las cosas. Dios no existe para nosotros, nosotros existimos para Él. No es un dios maleable, es un Ser independiente más allá de nuestra comprensión. Cada vez que Dios nos convoca para realizar una labor - que sabemos la podría hacer sin nosotros-, es un privilegio que nos ha dado, participar de eso que Él pudiera hacer por sí mismo. Este es el Dios que ha querido relacionarse con el hombre y nos llama a encontrarnos en comunión con Él por Jesucristo. Quiere proporcionarnos el verdadero propósito de nuestra vida que es glorificarlo para siempre gozándonos en Él. Nosotros sí le necesitamos y hasta que vivíamos en dependencia completa a Él sabremos qué es vivir en realidad.

 

Lectura Bíblica

 

Éxodo 30, 31, 32
Salmo 38