Powered by OrdaSoft!

Iglesia Bautista Reformada de Suba

Anunciando el Evangelio de Cristo

logo

 

REUNIONES

DOMINGOS

  • Instrucción Bíblica - 9:45 am.
  • Culto de Adoración - 11:00 am.
  • Culto Vespertino - 4:00 pm

JUEVES

  • Culto de Oración - 7:00 pm.

REFLEXIONES

BLOG

Blog

VIDEOS

Play

INICIO

SABIDURÍA DIVINA Y HOGAR

Enero 13

‘Con sabiduría se edificará la casa, Y con prudencia se afirmará; Y con ciencia se llenarán las cámaras De todo bien preciado y agradable’.
Proverbios 24: 3 y 4

La idea de la familia promedio es en teoría algo modesta: Ya sabe, “No queremos ser millonarios, solo queremos un ranchito donde meter la cabeza y un trabajito estable”. “Desde que tengamos que comer y que vestir”.  “Uno o máximo dos hijos, porque, ya sabe es mejor criarlos bien”. “Vamos a hacer esto y lo otro mientras nos organizamos y, ya después sí nos organizamos como dice por ahí la Biblia”.

En realidad, les desafío a mirar que la mayoría de familias no viven de acuerdo a esta medida aunque lo afirman. Se les van los años consiguiendo casa, amoblándola, decorándola, dándole estudio a los hijos, anhelando cada año un aumento salarial que les permita tener más, luego redecorar la casa, ahorrar, vacaciones, un carro, unos arreglitos a la casa, otro carro, más estudio…Y tenemos, lo que llamaremos hoy, familias irrelevantes. Esa familia que entró de lleno, aunque en teoría lo niegue, en lo que el mundo le dicta a las familias de hoy, donde la casa es más importante que el hogar, la educación de los hijos es más importante que la crianza en el Señor, la estabilidad económica es más importante que la espiritual, la consecución de riquezas materiales es más importante que las riquezas espirituales, la práctica cristiana mínima viene a reemplazar la vida cristiana comprometida y más asuntos así.


Son familias que no encontraron la manera de empatar su vocación cristiana en el mundo real. Ellos se meten en un círculo del que difícilmente uno sale. Todo empezó cuando antes de casarse hicieron un cuadro de lo que sería su hogar. Lamentamos que en muchos casos, en verdad muchos, los que hasta ayer fueron cristianos comprometidos, fieles, esforzados, se hayan hecho un huequito en la piedra donde ya están y no desean salir porque requeriría esfuerzo. Este estándar de familia no puede estar más apartado de las Escrituras, además que hace a una familia bien irrelevante.


Proverbios 24: 3 y 4 nos recuerda los verdaderos cimientos de un hogar, las verdaderas ganancias y los verdaderos valores que deben sostener una familia. No que lo otro no tenga algún valor, sino que esto constituye el valor del que se desprenderán sabiamente los demás. La Sabiduría Divina, el buen juicio de la Palabra de Dios, el conocimiento del Señor no deben ser abandonados. Nunca estaremos por encima de la sabiduría divina. Los años mostrarán si has hecho de la sabiduría de Dios tu principio de vida aunque no abras la boca. Las acciones descritas en nuestro texto: Edificar, Afirmar, Llenar o Proveer son acciones que van progresando. La sabiduría de Dios debe acompañar siempre el desarrollo del hogar. La sabiduría debe estar presente en cada uno de las etapas de su familia. Si lo que quieres es establecer un hogar, ve a la sabiduría. Si al pasar los años deseas afirmar la familia, ve y bebe de la prudencia, del buen juicio de Dios. Si deseas llenar de verdaderos bienes tu hogar, ve y saca dichos tesoros del conocimiento de Dios.


Amigo mío, ¿Con qué materiales vas a edificar tu casa? ¿Con qué la vas a afirmar? ¿Con qué la llenarás de riquezas? En cada cosa tendrás que debatirte: ¿Haré las cosas a la manera de Dios y con sus materiales y con su plano? O ¿Con mi sabiduría? Trabaja en dependencia del Señor para que no seas una familia irrelevante sino una en la que Dios se glorifique. Tal vez sea una buena petición para llevarla al trono de la gracia hoy.



Lectura Bíblica

 

Génesis 37, 38, 39
Salmo 13