Powered by OrdaSoft!

Iglesia Bautista Reformada de Suba

Anunciando el Evangelio de Cristo

logo

 

REUNIONES

DOMINGOS

  • Instrucción Bíblica - 9:45 am.
  • Culto de Adoración - 11:00 am.
  • Culto Vespertino - 4:00 pm

JUEVES

  • Culto de Oración - 7:00 pm.

REFLEXIONES

BLOG

Blog

VIDEOS

Play

INICIO

HARTOS DE DIOS

Diciembre 4

‘Y no me invocaste a mí, oh Jacob, sino que de mí te cansaste, oh Israel’.
Isaías 43:22

Nadie afirma ¡Cuan monótono es que todos los días tengamos que comer! Nunca se nos hace una reconvención por cansarnos de hacerlo. La realidad es que, no importa cuán hartos hayamos quedado el día anterior, volvemos a comer el día siguiente. Jamás se nos exhorta por cansarnos de dormir.

No es para nada normal que una persona rechace el sueño porque simplemente se cansó de hacerlo todos los días y le parece monótono hacerlo. Nadie reniega porque le gustaría hacer algo menos repetitivo que respirar, sino que lo hace naturalmente. Sin embargo, la exhortación divina aquí hecha, viene de una realidad inentendible. Dios había creado y amado por gracia al pueblo por el que iba a desarrollar sus planes redentores. La descripción del capítulo 43 de Isaías es el de una declaración de lo que Dios hizo por ese pueblo. Lo creó, lo formó, lo levantó, lo sustentó, alejó a sus enemigos y siguió adelantando sus propósitos con ellos. Era un pueblo bendecido, objeto de ese amor especial de Dios y sin embargo, con amargura el Señor afirma que a pesar de todo esto, Israel se cansó de Él. Sí, leyó bien, se fatigó o si lo prefiere, se agotó de Dios, se hartó del Señor. Por supuesto que el reclamo divino no es que ellos se hayan fatigado por las cosas que tenían, ni por su tierra ni por su seguridad ni por su prosperidad, todas estas venidas de Dios. La exhortación va dirigida a un pueblo que cansó de Dios mismo.


Su nombre ya no les parecía majestuoso, su gloria no les impactaba ahora, sus atributos llegaron a parecerles comunes, su persona misma les llegó a ser despreciable y simplemente ese pueblo amado, le dio la espalda a Dios porque se fastidió de Él. El pueblo dejó de ofrecer de todo corazón sus ofrendas, posiblemente sus pies se movían pero su alma dejó de admirar al Dios al que ofrendaban. Posiblemente aun guardaban ciertos ritos, pero su amor y devoción por Dios se habían evaporado completamente. Tal vez orar se volvió pesado, escuchar y meditar Su Palabra con corazones fervorosos, pertenecía al pasado, ahora su corazón estaba marchito para Dios. Obedecer ya no tenía sentido, ser leal a un Dios que significa una molestia para el alma, no tenía ningún significado. Por el contrario, el pueblo multiplicó sus maldades, arrojándolas a la cara de Dios, de lo cual Él también se fatigó.


Es una completa locura cansarse de Dios pues ¿Qué en Él es despreciable, pesado y fatigoso? Pero la cruda realidad es que miles de personas que alrededor del mundo se confiesan cristianas, prefieren hacer una religión propia, particular, más atractiva y acorde a sus expectativas. Siguen del evangelio lo que desean, practican de la ley lo que quieren, dan a Dios lo que se les ocurre, y viven en una versión de cristianismo inventada por ellos, solamente porque seguir fielmente al Dios de la Biblia, es fatigoso, es cansón, les hastía y prefieren su religión editada. Miran a Dios, su Palabra escrita y predicada, la ley moral, el evangelio y gritan ¡Legalismo! Y así contentan y calman su conciencia para justificar vivir una vida que grita que hace mucho se cansó de Dios. El epitome de la locura es esta. Cuando un individuo se cansa de la gracia, de la misericordia, de la instrucción, guía, pastorado y disciplina de Dios, no le queda más que la locura irracional de andar sobre sus propios caminos. Usted debe meditar realmente hoy, si está andando en los verdaderos caminos de Dios, tal como Él los prescribió. Más aun, usted debe evaluar si Dios es su completo deleite y gozo o si existe algo en su corazón más importante que Él. Tema si logra ver aunque sea una pequeña semilla de fatiga hacia Él.

 



Lectura Bíblica

 

Miqueas 3, 4
Proverbios 4