Powered by OrdaSoft!

Iglesia Bautista Reformada de Suba

Anunciando el Evangelio de Cristo

logo

 

REUNIONES

DOMINGOS

  • Instrucción Bíblica - 9:45 am.
  • Culto de Adoración - 11:00 am.
  • Culto Vespertino - 4:00 pm

JUEVES

  • Culto de Oración - 7:00 pm.

REFLEXIONES

BLOG

Blog

VIDEOS

Play

INICIO

PADRE NUESTRO

Noviembre 8

‘Porque tuyo es el reino, y el poder, y la gloria, por todos los siglos. Amén’.
Mateo 6:13

Tratar de resumir en breve el contenido de la oración modelo sería injusto. Sin embargo vamos a ir sobre sus puntos más importantes para que logremos reconocer en qué consiste la verdadera oración conforme a la voluntad divina y por ende qué tipo de oración es la que Dios escucha.

La introducción de esta oración nos enseña que ella debe contener adoración y reconocimiento admirado de Dios: ‘Padre nuestro que estás en los cielos’-, nos enseña que cuando oremos nos acerquemos a Dios con confianza en su bondad paternal y con toda disposición filiales, reconociendo su bondad no solo sobre uno sino sobre todo sus hijos.


La primera petición nos enseña que debemos pedir siempre que su nombre ‘sea santificado’. Esta petición matiza toda la oración del Señor y es lo que debe matizar todas nuestras oraciones, que Dios sea puesta en alto, nunca tratado como algo común, que Él sea exaltado, honrado, glorificado, alabado en todo. Todo lo que se ore de aquí en adelante, debe buscar la gloria de Dios en las formas más prácticas.


La segunda petición -que dice: ‘Venga tu reino’, nos enseña a rogar porque la autoridad y dominio divino se pose sobre cada corazón. Mientras esto no ocurra los hombres serán rebeldes a su autoridad y le desafiarán. Solo donde el Señor avance en los corazones de los hombres con su gobierno, el nombre de Dios será glorificado en verdad. Aquí oramos por el llamado de todos los creyentes a la santidad y por el progreso de la iglesia de Cristo en este mundo.


Con la tercera petición: ‘sea hecha tu voluntad’,  oramos para que nuestra ignorancia de su voluntad revelada sea removida, para que podamos reconocerla y además tener ánimo y capacidad para obedecerla. Que quite toda resistencia en nuestros corazones y los de los demás a su doctrina, a sus mandatos, que no escuchemos la voz de nuestro corazón ni de Satanás, sino que nos sometamos voluntariamente a su Palabra en todas las cosas y áreas de nuestra vida con toda buena disposición y diligencia así como los ángeles en el cielo.


Cuando pedimos que el Señor nos dé el pan cotidiano, estamos rogando por todas aquellas necesidades temporales que necesitamos para vivir y preservar la vida temporal (1 Tim.6:8) y por los medios legítimos de provisión como el trabajo. El Señor Jesús puso una medida piadosa y sobria para pedir estas cosas, ‘el pan cotidiano’. El Señor nos está diciendo que la búsqueda del reino de Dios y su justicia debe marcar nuestra vida, por lo aún que esta petición es un ruego para ser aparejados de lo necesario para vivir para Su gloria.


Al rogar al Señor que nuestros pecados sean perdonados invocamos el Nombre de Cristo con verdadera urgencia para ser vistos en Su justicia y bajo los beneficios de su cruz. Pedimos ser librados de la culpa y los castigos que vienen por pecar, reconociendo sin excusas, que hemos pecado con obstinación y que sin su perdón no podríamos vivir ni ser útiles en Su reino ni para Su gloria.


Como último, rogamos no ser metidos en tentaciones, le rogamos a Dios que tenga misericordia de nosotros y refrene nuestra presteza a pecar, que restrinja nuestra torpeza para no caer en tentación. Pedimos que Dios quiera gobernar al mundo y todo lo que hay en éste, que nos ayude a subyugar la carne, que aparte y restrinja a Satanás. Oramos por aquellas cosas que nos traerán fortaleza espiritual el día de la tentación. Y oramos todo esto reconociendo que todo el poder de darnos lo que pedimos conforme a Su voluntad, Él lo tiene. Entonces ya puede calificar el contenido de sus oraciones con algo concreto a partir de hoy.

 

Lectura Bíblica

 

Oseas 10, 11, 12
Salmo 126, 127