Iglesia Bautista Reformada de Suba

Anunciando el Evangelio de Cristo

Header 1

REUNIONES

DOMINGOS

  • Escuela Dominical - 9:45 am.
  • Culto de Adoración - 11:00 am.
  • Culto vespertino - 5:00 pm

JUEVES

  • Culto de Oración - 7:00 pm.

REFLEXIONES

Emisora

Radio

RECIBA NUESTRAS NOTICIAS

Noticias

BLOG

Blog

VIDEOS

Play

SINCRETISMO

Octubre 12

‘Temían a Jehová, y honraban a sus dioses, según la costumbre de las naciones de donde habían sido trasladados’.
2 Reyes 17:33

 

Cuando hablamos de sincretismo en general, hablamos de juntar y armonizar corrientes de pensamiento diferentes en una sola. Puede ser que en otros campos, hacer un sincretismo pueda llegar a ser útil al tener en cuenta las distintas visiones que sobre un particular tienen varios grupos. Pero en religión, el sincretismo es sinónimo de idolatría pecaminosa. Al oído, la idea de tener un cristianismo integral, suena como una melodía nunca antes oída pero que vale la pena escuchar.

De manera que muchas personas hacen un gran intento por conciliar la verdad que se encuentra en todas las expresiones cristianas (y a veces hasta no cristianas), en un solo pensamiento que integre la cosmovisión de todos los confesos cristianos haciendo así un nuevo camino en el que podamos ir todos juntos de la mano, saltando de alegría hacia el cielo, sin reparar, en esas incómodas y peligrosas cosas que nos dividen.


Esto pudiera llegar a ser una virtud, si el cristianismo se tratara de los puntos de vista que los individuos podamos tener acerca de Dios y de su voluntad, pero si el cristianismo se trata de una religión revelada por Dios en las Sagradas Escrituras, entonces las cosmovisiones no tienen el valor de una doctrina, la Palabra de Dios es quien ordena lo qué debemos creer, hacer y pensar y lo que no. Delante de la Biblia, toda cosmovisión debe rendirse, si lo que deseamos es andar en los caminos de Dios y lo que Él quiere. Nosotros no somos quienes para decir qué cosas le sobran a la doctrina bíblica o qué le pudo haber hecho falta para ser más integral o inclusiva. No somos quienes para calificar qué es o no conveniente o prudente pues Dios, al hablar por su Palabra, nos lo dejó claro. Mucho menos somos llamados a editar aquellas cosas que para el mundo actual parecen poco tolerantes o discriminatorias, pues la verdad de Dios es una sola y siempre lo ha sido.


Aquellos que habitaron Samaria, después que el reino de Israel fue llevado a Asiria en el famoso exilio, decidieron hacer una religión basados en el sincretismo. Puede leer la manera de sortear las circunstancias que ellos tuvieron en los vv.32 y 33. ¿Por qué conformarse con el Dios de Israel y sus leyes si hay opciones más diversas e interesantes? Pero ¿Por qué prescindir de Él? ¿No es mejor dos dioses que uno? O ¿Qué tal diez? Finalmente cada uno ha aprendido a adorar al dios que cree que existe y no podemos ser tan radicales en socavar las costumbres de los pueblos declarando que no hay más que un Dios ¿Verdad?


Advierta que el sincretismo no hace mejor la verdadera religión sino que la destruye pues: ‘hasta hoy hacen como antes: ni temen a Jehová ni guardan sus estatutos ni sus ordenanzas, ni hacen según la ley y los mandamientos que prescribió Jehová’. La Biblia no apoya la pluralidad religiosa, la diversidad de creencias por más ancestrales que pretendan ser, Él es muy misericordioso para permitir eso. La Escritura afirma que solo hay un Dios y una manera de adorarlo, solo hay un registro infalible de su revelación, que solo hay un Salvador y una manera de salvación.


Si hay días en que el sincretismo viene como un monstruo dictador, son los días presentes. Hoy nadie puede reclamar tener la verdad en las cosas espirituales. El dogmatismo en las doctrinas es visto como arbitrario, peligroso y sectario. Tomar con literalidad las Escrituras es tener un pensamiento anticuado y beligerante. La iglesia debe asumir el mal que mantenerse en la verdad en doctrina y práctica le pueda traer. Prepárese para sufrir por esto porque los vientos que vienen no son nada confortables.

 

Lectura Bíblica

 

Ezequiel 1, 2, 3
Salmo 100