Powered by OrdaSoft!

Iglesia Bautista Reformada de Suba

Anunciando el Evangelio de Cristo

logo

 

REUNIONES

DOMINGOS

  • Instrucción Bíblica - 9:45 am.
  • Culto de Adoración - 11:00 am.
  • Culto Vespertino - 4:00 pm

JUEVES

  • Culto de Oración - 7:00 pm.

REFLEXIONES

BLOG

Blog

VIDEOS

Play

INICIO

LOS PRIMEROS CRISTIANOS

Octubre 6

‘Y perseveraban en la doctrina de los apóstoles, en la comunión unos con otros, en el partimiento del pan y en las oraciones’.
Hechos 2:42

 

El día del sermón de Pentecostés ‘los que recibieron la palabra’ (v.40) fueron bautizados en obediencia al mandato del Señor: ‘El que cree y fuere bautizado…’. Fue una gran pesca, como 3000 personas. Este grupo de creyentes perseveraban en el ejercicio de su fe tanto de forma privada como pública. Pero el énfasis del texto que hoy estudiamos no es dar una lista de lo que cada creyente hacía individualmente, sino en señalar la costumbre de la Iglesia como un cuerpo, es decir, hacia donde se movía la Iglesia toda como un organismo unificado.

Aquí están señaladas aquellas cosas fundamentales que hacen que una iglesia sea llamada como tal. Son características irreducibles. Una iglesia pudiera llegar a hacer cosas anexas a estas, pero jamás menos que estas. Una iglesia que suprima en una de ellas, difícilmente pudiera reclamar para sí el nombre de iglesia. La práctica de la primera iglesia establece lo que debe ser la práctica básica y común de la Iglesia a través de los siglos.


Nótese además que aquellas cosas no eran hechas una vez por todas o una vez al mes. De hecho el Espíritu Santo usó la palabra ‘Y perseveran en’, para enseñarnos lo que debe ser la vida común y continua de una iglesia bíblica (Cf.Hch.2:46). Estas no eran prácticas aisladas sino que además de habituales formaban un todo, y por supuesto, no eran prácticas individuales sino comunitarias, expresiones corporativas. ¿Cuáles eran las marcas distintivas de la iglesia primera y a la vez las marcas de una iglesia bíblica?


Perseveraban en la doctrina apostólica: Había de por medio un testimonio llamado doctrina de los apóstoles. Este consistía en la interpretación adecuada del Antiguo Testamento y sus aplicaciones inspiradas de la vida y obra del Salvador. No se reunían para pasarla bien, para divertirse, para escuchar una buena charla motivacional o desafiante. Ellos se daban al estudio de las Escrituras dadas por los apóstoles. La manera en que un creyente hoy se acerca a la doctrina apostólica es el estudio juicioso de la Palabra de Dios, principalmente al estar constantemente expuesto a la predicación publica de la Biblia.


Perseveraban en la comunión: Esta iglesia era fuerte en el compañerismo, acercamiento, hermandad, bajo la fe en Cristo y los principios del Evangelio. No era un club social, era una comunidad de personas identificadas por la consideración de Cristo como Salvador y Señor y por andar en su Palabra. Por eso compartían, suplían su necesidad, estaban juntos en doctrina y en el amor del Salvador.


Perseverando en el partimiento del pan: El v.42 es una clara referencia a la observancia de este medio de gracia que es la Cena del Señor. Viene en el contexto de las expresiones generales de la fe de la Iglesia. En el v.46 muchos piensan que hace referencia a los ágapes o comidas de hermandad, donde se compartían los alimentos y donde al final se sellaba con la Cena del Señor.


Perseverando en la oración: Se nos narra la oración eclesial como una de las marcas de la iglesia verdadera. Esta gente dependía del Señor en verdad y expresaban tal dependencia en oraciones comunitarias. Vea allí uno de los grandes secretos de su poder. En días cuando el culto de oración ha sido suprimido de muchas iglesias, sería bueno recordar que esta no es un apéndice del programa de la iglesia sino una de las características básicas de lo que es ser una. Oremos hoy para que la iglesia vuelva a este sencillo modelo y seamos testimonio al mundo.

 

Lectura Bíblica

 

Jeremías 49, 50
Salmo 92